Tu estás en: Inicio >> Meditación >> Ejercicio para Activar la Espiral de ADN Parte 1

Ejercicio para Activar la Espiral de ADN Parte 1 Imprimir Correo electrónico

EJERCICIO PARA LA LIBERACIÓN DEL MIEDO DEL ALMA

ACTIVANDO LA ESPIRAL DE ADN

Este ejercicio es maravilloso y muy fuerte. Ojalá puedas grabarlo o hacer que alguien te lo vaya guiando y asi puedas mantener tus ojos cerrados todo el tiempo y logres la conexión y concentración que necesitas.

Recuéstate y relájate. Busca un lugar silencioso.

A medida que avanzamos hacia la primer parte de este ejercicio, el que les fue suministrado por el amado Adamus, quien siempre ha estado tan claramente conectado con la idea de la soberanía, e independencia, e individualidad, yo los invito a comenzar con la respiración del Yo Soy (I AM breath). (Se escucha una suave música de fondo).

Nada más en este punto, simplemente comiencen a inspirar y exhalar. Con cada inspiración que hacen enfóquense y digan YO SOY.

YOOO SOOOY, YOOOOOOO SOOOOOOOOY y sigan haciendo esto durante un rato, YOOOOOOO SOOOOOOOY.

YOOOOO SOOOOOY, Yo Soy una parte de esta Tierra, una parte de esta experiencia.

YO Estoy aquí ahora. Yo También Soy Dios.

 A medida que comienzan haciendo esta respiración del - Yo Soy, se pueden sentir un poco ligeros en la cabeza, dicho sea de paso de más formas que solo una. Simplemente sigan moviéndose con esa respiración Yo Soy.

Yo Soy, Yo Soy, Yo Soy Amor, Yo Soy Alegría, Yo Soy Libertad

Que maravilloso. Mientras continúan respirando por favor sientan mis plumas, mis alas abrazándolos, haciéndoles cosquillas, manteniéndolos cálidos y seguros, cerca de mi corazón.

Yo Soy. Ustedes sigan respirando. Dentro de un rato breve desde ahora, nos vamos a enfocar en dos respiraciones. Con estas dos respiraciones vienen dos colores, dos colores de su propia elección, colores que se hallan cerca de la tierra. Yo sé que a Jeshua le gusta utilizar marrón y verde cuando piensa en la Tierra, pero ustedes pueden elegir sus propios dos colores.

Nosotros vamos a inspirar con cada respiración uno de estos colores, cada vez, directo hacia dentro de nuestro Akené, justo detrás del timo. Vamos a inspirar estos colores dentro de las dos fibras de nuestro ADN biológico, el ADN de la tierra.

Así que mientras se siguen enfocando en el Yo Soy, inspiren el primer color, todo el trecho, inspírenlo nuevamente y nuevamente y nuevamente, todo el trecho.

Cuando sientan que ese color está conectado profundamente a la primer fibra del ADN biológico, comiencen a enfocarse en el segundo color que han elegido. Inspírenlo. Inspiren, todo el trecho.

Permitan que eso suceda. Cuando sienten que el segundo color se ha conectado completamente a la segunda fibra del ADN biológico, vamos a continuar con esto por un rato.

Inspirando el primer color e inspirando el segundo color y el primero y el segundo. El primero y el segundo, una y otra vez hasta que en su Akené, en su timo, dos células se iluminan, cada una conteniendo uno de esos colores.

Cuando hayan hecho esto acaban de reconectarse con las células akenéicas del timo, con las dos fibras del ADN biológico.

Desde ese momento en adelante todo lo que tienen que hacer es seguir respirando. Más colores comenzarán a introducirse con cada respiración, pero puede ser que ustedes no podrán observar estos colores, porque verán, estos son colores energéticos que verdaderamente se encuentran más allá de la mente. La mente que no puede interpretar estos colores, mientras que elige no ver nada en cambio, pero eso está bien.

Sepan que estamos aquí con ustedes, respirando con ustedes, haciendo esto con ustedes. Nosotros estamos velando por la llegada de todos estos otros colores hacia dentro de su ser. Y cada vez que uno de ellos, pero mientras que todo lo que ustedes hacen es enfocarse en la respiración, cada vez que uno de ellos se conecta con una fibra energética del ADN, mis queridos, así lo hace esa fibra energética del ADN conectándose a una célula, y como tal están comenzando a crear una espiral de 144 células en el Akené, dos de las cuales son realmente biológicas, 142 de las cuales son energéticas pero parecen ser biológicas.

LUZ - Ustedes están comenzando a formar el cuerpo de luz. Cuando ustedes hacen esta primera parte del ejercicio nuevamente, esa espiral se saldrá de las células del Akené también después de las primeras 144, se conectarán nuevamente con el biológico y 142 de esa espiral se conectarán con la energía de la luz. Todo lo que verdaderamente tienen que hacer es tomarse unas cuantas veces durante el día un tiempo cuando piensan en ello, para hacer estas dos primeras respiraciones basados en esos dos primeros colores. Después pueden continuar con el resto de su día ya sea respirando o se toman un cierto tiempo para hacer el ejercicio de esta forma.

Vamos a continuar con lo que yo estoy a punto de darles, pero harán falta unos cuatro años para que todas esas trillones y trillones de células en su cuerpo para que estén plenamente reconectadas a una fibra del ADN. Este proceso se produce gradualmente y no debería ser forzado, nunca debería ser temido, se va a producir gradualmente. Recuerden eso.

Ahora, dado que ustedes se encuentran en ese espacio que nosotros hemos creado aquí juntos, este hermoso espacio, yo los invito a que coloquen sus manos sobre su pecho, justo sobre el Akené, conectando los dos dedos del medio juntos, que son los únicos dedos que conectan punta con punta y luego coloquen esa punta sobre el Akené. Simplemente de esta manera, es muy simple. Permaneciendo conectadas las puntas de los dos dedos del medio, colocando ese dedo del medio, en la punta del iceberg sobre el Akené y luego descansen así.

Esto será nuestro punto de origen, será durante este ejercicio un lugar donde ustedes sienten que la fuente de la luz se estará construyendo con mayor fuerza, con mayor, mayor y mayor fuerza, con cada respiración, permitiendo que un poco más de ustedes esté presente.

Ahora imaginen que desde ese punto de origen, entre los dedos del medio, se está creando la punta de una pirámide, con una pirámide que baja a través de su cuerpo, en todo sentido a través del piso, a través de la Tierra. Con el piso de esa pirámide cruzando a través del núcleo mismo de la Tierra. Permitan que eso suceda, permitan que esa pirámide se forme.

Dentro de esa pirámide se halla su vida actual en la tierra, ustedes que lo llaman YO hoy en día, desean que podrían visualizarse ahí adentro, sentados, parados, sea lo que sea que elijan, siempre y cuando sigan respirando, confiando que los colores de la espiral continuamente se conectan.

Y desde ese mismo punto de origen, una pirámide al revés ahora se mueve para arriba, con la punta en ese punto sellando las brechas a través de las nubes hasta el mismo sol, el Sol mismo que es la Fuente. El sellado de esa pirámide cruza la el Sol que es la Fuente.

Dentro de esa pirámide, esa pirámide superior, se hallan todos sus lapsos de vidas. Miles y miles. Dentro de esa pirámide se halla la totalidad de su alma. Permitan ese flujo a través del sol, permitan que el sol se conecte con todas las otras estrellas del universo, dado que su totalidad del alma está reunida y fluye dentro de esa pirámide al revés.

El punto de origen entre las puntas de sus dedos no es otra cosa que el velo mismo, separando la totalidad de su alma en la pirámide superior de la totalidad de quienes son hoy en día y la pirámide inferior.

Enfóquense ahora, mientras que van respirando, en la pirámide inferior.

CHISPAS - Dos pequeñas chispas aparecen alrededor de sus pies en esa pirámide y comienzan a moverse en un curso de la forma del ADN, en forma espiral, girando una alrededor de la otra y mientras lo hacen avanzan hacia arriba todo el trecho hacia su cabeza, creando dos fibras de ADN, a su alrededor, moviéndose a su alrededor.

Cuando eso sucede la luz que proviene de la punta de sus dedos, de su Akené se intensifica. Ahora en la punta de la pirámide su esencia del alma lleva 142 fibras del ADN energético, fluyendo hacia el interior desde todas sus otras vidas, todas ellas.

Desde la punta superior de su alma el sellado de esa pirámide al revés, 142 partículas comienzan a manifestarse y comienzan a descender, también con un patrón muy complejo del ADN. Ahora, tómense su tiempo para eso ya que ello necesita de un tiempo para ejecutarse.

A medida que esto sucede, uno después del otro, después del otro, llegando con mucha rapidez ahora al estado del ser, la luz en sus manos se intensifica enormemente. Para algunos esto simplemente se podría sentir como un sentimiento cotidiano de vibración en las manos, un hormigueo en las manos. Sea lo que sea, permitan que esté ahí, no fuercen nada, no fuercen nada.

La imaginación del neocórtex sabrá lo que hay que hacer, ya que esto, lo que está pasando ahora, fue su experiencia del proceso de nacimiento Lemuriano, mientras que ustedes comenzaron a reconectarse con la Tierra cuando eligieron entrar como ellos. Así que la imaginación en el neocórtex y el alma saben que hacer, aunque ustedes no. Confíen en ello, confíen en ello.

Sigan respirando ya que ahora esas 142 fibras alrededor de su alma se han estructurado completamente y son como una gran fibra, alcanzando hacia abajo a través de la pirámide inversa hacia la punta de ella, lo que son las puntas de sus dedos y en la otra pirámide más baja esas dos fibras ahora avanzan también a través de las puntas y las 142 de la parte superior se conectan con las 2 de abajo, creando 144 fibras del ADN conectadas.

La luz se acrecienta más y más y más. Ahora debido a que pueden elegir inspirar la luz proveniente de la punta de sus dedos, con cada inspiración comenzarán a notar como una pequeña parte de la esencia del alma, todas esas partículas del ADN de la pirámide superior comienzan a fluir a través de la punta de los dedos y hacia dentro de del Akené, dentro del Akené.

Cada respiración, nuevamente, rellenando, moviéndose hacia dentro del cuerpo. Cada respiración individual.

Ahora continúen inspirando esa luz hasta que noten que se ha ido completamente. Puede que les lleve algún tiempo, o puede ser muy rápido esta vez, pero tómense su tiempo para este paso. Después de todo ese es el punto, el tiempo cósmico no es otra cosa que la recreación de su tiempo.

Es imposible hacer este ejercicio completamente la primera vez, así que repítanlo siempre que se sientan impulsados a hacerlo, siempre que sientan que va a ser una experiencia que disfrutarán.

La próxima vez que lo hagan podrán notar que en lugar de dos fibras del ADN estando en la pirámide inferior quizás haya cuatro o más y podrá haber menos en la pirámide superior del alma. Yo sugiero que continúen con este ejercicio hasta que todas las 144 fibras aparezcan inmediatamente en la pirámide inferior, lo que significará que la puerta está abierta para que el alma penetre totalmente al 28 de enero, 2009.

Después de eso hará falta un cierto tiempo para que la primer parte del ejercicio esté completa, o sea, la reconexión de cada célula del cuerpo con todas esas fibras del ADN. Tal como ya he compartido con ustedes, ese proceso podrá requerir cuatro años, que serán cuatro años bien empleados, porque se sentirán a si mismos creciendo cada día individual.

Dulces, amorosos ángeles que ustedes son, sepan que Kuthumi los ama, sepan que estoy con ustedes de más formas de las que se pueden imaginar, porque siempre somos uno. Sepan que nuestra conexión data de muy hacia atrás, sepan que he mantenido mi promesa a ustedes siempre y continuaré haciéndolo, porque yo sé que ustedes también continuarán manteniendo su promesa de estar en el sendero, nunca abandonando, nunca rindiéndose, sin importar cuan intenso sea o se haga el clima de la vida a su alrededor en los próximos cuatro años.

Nosotros comprendemos que podrá haber confusión en su vida. Nosotros estaremos ahí una y otra y otra vez, para borrarla.

Una última cosa, comprendan que la maestría, la verdadera maestría no se puede equiparar con desempeñar papeles sobre el planeta tierra, tal como Adamus lo está haciendo ahora con Barack Obama. La única razón por la cual lo está haciendo es para la evolución de todos, junto con ustedes y junto conmigo, Kuthumi.

También tienen que comprender que la verdadera maestría del propio ser es la reintegración de todo lo que ustedes son, todo ello, ya que ello es su proceso de ascensión.

Nosotros miramos hacia delante al mes venidero, trabajando con ustedes, disfrutando con ustedes, creciendo con ustedes. Sepan que estoy ahí en cada nube, estoy ahí en cada respiración, más allá de cada latido del corazón. Que yo me escondo en cada pequeña parte de aquello a lo que ustedes llaman una sombra, amándolos, admirándolos, abrazándolos. Esto es lo único que tengo para darles, la alegría de mi corazón libre.

Continúa este ejercicio con el EJERCICIO DE ACTIVACION DE LAS 144 CÉLULAS.

 

Compra aquí

Para tu comodidad, recibimos tus pagos en:
da click aqui recibimos tus pagos en Banamex
con depósito o transferencia
ordena en nuestra
Tienda Virtual

leer más de fomas de Pago

da click aqui
vista la Tienda Virtual