¿Decretas correctamente?

Detalles.
  AFIRMACIONES, ORACIONES
  Cocó
  Creado: 01/01/2020
  Visto: 728
¿Decretas correctamente? ¿Has observado tus decretos? Todos hemos escuchado acerca del poder de la palabra hablada, aunque generalmente, a pesar de saberlo hacemos caso omiso o más bien no somos conscientes de lo que eso implica. Desde pequeños nos enseñaron a repetir ciertas palabras y como las hemos escuchado “siempre” damos por hecho que es correcto continuar diciéndolas. ¿Alguna vez las has cuestionado? Quiero compartirte algunas, no quiero que me creas el cien, más bien, te invito a conectar con tu sabiduría interior y decidir tú misma si continúas repitiéndolas o comienzas a hacer cambios en tu vida.

QUE ASÍ SEA. Esta es una frase que encontramos al final de muchas oraciones que escuchamos, escribimos y repetimos. Cuando la dices, no estás definiendo “tiempo”, “que así sea” no especifica en qué momento será realidad o se manifestará. Por lo tanto, al repetir esa oración, decreto o afirmación su energía queda suspendida en el tiempo y espacio sin saber cuándo será realidad. Lo adecuado es decir: “ASÍ ES YA”, así la energía actúa ya, en este momento.

DIOS TE BENDIGA. Al igual que la anterior, tampoco define cuándo Dios te bendecirá, solo es “te bendiga” en algún tiempo, lugar y momento que, definitivamente no es éste. Lo adecuado es decir: “DIOS TE BENDICE”, en tiempo presente, ya, en este momento es cuando está ocurriendo esa bendición.

ASÍ SERÁ. Si está definiendo tiempo que es futuro, por lo tanto, nunca sucederá en tiempo presente, su energía siempre permanecerá en el futuro. Lo adecuado es decir: ASÍ ES, está definiendo tiempo presente, aquí, ahora, en este momento.  

CAMBIO DE 360°. He leído muchas publicaciones, escuchado a muchas personas, decir que piden al Universo que el cambio en sus vidas sea de 360°. Si somos conscientes, un círculo tiene 360°!!! si están pidiendo y/o decretando eso, el Universo te dejará en el mismo punto, no te moverás para nada, recuerda que el Universo es literal. De ahí la importancia de observar lo que vamos a decretar. Si quieres un cambio radical en tu vida pide que sea de 180°, así te llevará justo al punto opuesto a donde estás. 

Ahora bien, de nada te sirve repetir muchas afirmaciones o decretos, si no cambias tu forma de pensar, actuar y sentir. Los decretos son una herramienta maravillosa cuando estás inmersa en un cambio profundo, son un apoyo para realizar cambios profundos en tu mente subconsciente, debes ser congruente entre lo que dices, piensas y sientes. Porque si dices una cosa, piensas otra y sientes otra, estás completamente fuera de balance y no estás enviando la energía en la dirección correcta. Todo debe estar alineado, encaminado en la misma dirección para lograr manifestar tus sueños y anhelos.

Te invito a prestar atención a las palabras que repites, no me creas, piensa por ti misma, observa, analiza, abre tu consciencia, conviértete en tu propia observadora en todo momento, sé congruente en todo lo que dices, piensas y haces. Hazlo con amor, con paciencia y compromiso de tu parte para convertirte en la mejor versión de ti misma. Con seguridad tu vida cambiará irremediablemente. 

Crea tus propios decretos, deja de decretar lo que te han enseñado, crea tu propio camino y sobre todo, disfruta el recorrido. Vive!! Vive intensamente, sé feliz, decreta y siente a la felicidad invadir todo tu ser por completo. Sonríe y siente la sonrisa en todas tus células, siéntete satisfecha con todo lo que has atravesado y logrado, decrétalo, “gracias porque soy inmensamente feliz”, “gracias porque soy infinitamente abundante”, “gracias porque el dinero llega a mi fácilmente y sin esfuerzo, se queda y se multiplica”, “gracias porque el universo me ama, me guía y cuida de mí”, “gracias por las sincronías en mi vida”,  “gracias porque soy un imán atrayendo bendiciones y milagros”, uffff y la lista puede ser gigantesca…. 

recuerda que el sentimiento de gratitud es algo que debe estar siempre presente en todos tus decretos, siéntete agradecida y feliz por todo lo que has vivido, si aún no entiendes “para qué”, te puedo asegurar que algún día lo harás. Agradece, bendice en todo momento, todo lo que te suceda, absolutamente todo. Cuando vibras alto y decretas alto, la vida no puede seguir siendo la misma, te lo aseguro. 

En otro post te comparto más acerca de la forma correcta de realizar decretos y afirmaciones.
Gracias por ayudarme a compartir. 

Quizás te interese leer: