Bendición del Hogar

Detalles.
  AFIRMACIONES, ORACIONES
  Cocó
  Creado: 04/02/2018
  Visto: 624
Gracias Padre por bendecir mi casa, para que sea hogar de paz, armonía, armonía, equilibrio, luz y amor. Gracias por inundarla con miles de ángeles para que con su luz nos alumbren en nuestro diario caminar. Arcángel Miguel, gracias por envolver nuestro hogar en una esfera azul de protección y seguridad. Gracias Padre por bendecir la puerta abierta como dos brazos extendidos que dan la bienvenida, bendecir las ventanas que dejan entrar el sol a raudales cada mañana y por donde asoman las estrellas que son luz de esperanza cada noche. Gracias por bendecir estos muros que nos protegen del viento, del frío y las inclemencias del tiempo, y son nuestros amigos y protectores en las horas que convivimos aquí. Gracias por bendecir nuestra mesa para que siempre tengamos alimentos sanos y nutritivos con que alimentar nuestros cuerpos y compartir nuestros alimentos con quienes nos acompañen. Gracias por bendecir a todos aquellos que hacen posible que los alimentos lleguen a nuestra mesa. Gracias por bendecir nuestro lugar de trabajo, donde nos sentimos felices, plenos, satisfechos brindando nuestra creatividad y servicio a nuestros semejantes. Gracias porque ese trabajo es muy bien remunerado y así podemos siempre cubrir nuestras necesidades materiales y las de nuestros seres amados. Gracias por bendecir siempre nuestro lugar de reposo donde tus ángeles benditos nos resguardan mientras dormimos y nuestros cuerpos se recuperan para brindar lo mejor de nosotros al día siguiente. Gracias por bendecir el techo que cobija los afanes de hoy y los sueños de mañana. Gracias por bendecir nuestros sentimientos, pensamientos, palabras, acciones, ternuras y anhelos, pues florecen cada día en luz y amor en nuestras vidas. Gracias por bendecir nuestros pensamientos para mantenerlos puros y elevados, nuestras palabras para que sean rectas y nuestros actos impecables para que nos conduzcan siempre hacia ti. Gracias por bendecir nuestras horas de paz, silencio y armonía para que fortalezcamos juntos nuestro espíritu. Gracias por bendecir nuestros dolores y alegrías, nuestros días y noches, nuestros anhelos y esperanzas, los momentos de paz y los de crisis, porque son lo que nos permite crecer y sobre todo, reconocer que en cada uno de ellos estás Tú, haciéndonos aprender, crecer y despertar a nuestra verdadera esencia. Gracias por ayudarnos a comprender el aprendizaje en cada uno de ellos. Gracias por permanecer con nosotros, en nuestra casa, en nuestro hogar, tu hogar, mi Padre gentil, todo amor, todo luz. Dios nos bendice y guarda con bien, derramando toda su protección sobre nuestros hogares. Gracias Padre/Madre, porque sabemos que así es, hecho y manifestado está. Amén.